Axl Rose reclama a Google por unas fotos poco favorecedoras

El cantante de Guns N’ Roses asegura que las imágenes, objeto de burla en internet, violan las leyes de ‘copyright’

Axl Rose, el cantante de Guns N’ Roses, ha reclamado a Google que retire unas imágenes que, según dice, fueron publicadas sin su conocimiento o aprobación. La foto en cuestión la tomó durante uno de sus conciertos en Canadá, en 2010, el fotógrafo Boris Minkevich y se publicó en el diario Winnipeg Free Press junto con la crítica del concierto. Las imágenes llamaron la atención de Gaunlet, una web sobre heavy metal, que las publicó con un titular muy diferente: “¡Oh Dios mío! Axl Rose está gordo”. Fue el comienzo de “Axl gordo” un meme de internet que reescribe canciones de los Guns N’ Roses para burlarse de la apariencia de Rose en 2010.

Los avisos, en nombre de Rose, se refieren a varias versiones recortadas de la fotografía original y otras que se usaron para los memes. Una de estas parodias dice: “llévame a la ciudad de las pastelerías, donde los pasteles tienen nata y las tartas son sabrosas”, en lugar de la letra original de la canción Paradise City que reza “llévame a la ciudad paraíso, donde la hierba es verde y las chicas bonitas”.

Rose ha contratado a Web Sheriff, una firma especializada en piratería en internet, para retirar la fotografía tomada por Boris Minkevich. Argumentan que la imagen es propiedad de Rose porque los fotógrafos tienen que firmar una acuerdo de cesión de derechos antes de entrar al concierto. Minkevich ha dicho que no recuerda si firmó o no este documento, pero asegura que en cualquier caso la imagen original fue robada de la web de Winnipeg Free Press. Google ha declinado comentar sobre el caso.

La reclamación de Rose se sustenta en la Ley de Derechos de Autor Digital Millenium (DMCA, por sus siglas en inglés) que codificó y criminalizó oficialmente la piratería en internet en Estados Unidos en 1998. La ley está dirigida a proteger la propiedad intelectual, pero en este caso, aunque Web Sheriff no ha comentado los motivos, parece que Rose quiere eliminar la imagen porque no sale en su mejor momento y ha sido motivo de burla.

Sin embargo, esta ley permite usar parte de una obra con derechos de autor para emplearlo con motivos satíricos, educacionales, de investigación o crítica. Por ello, incluso aunque Rose logre eliminar las fotografías, será difícil que haga desaparecer todos los memes que han surgido durante años.

Rose no es el primer cantante en pedir la retirada de fotos poco favorecedoras. El publicista de Beyoncé requirió a BuzzFeed en 2013 que borrara las imágenes que el portal publicó en una galería sobre la “fiereza” de la cantante durante su actuación en el concierto de medio tiempo de la Super Bowl.

El verano pasado, el Washington City Paper publicó el restrictivo contrato que los Foo Fighters exigen firmar a los fotógrafos para poder tomar imágenes en sus conciertos. Estas acciones legales suelen atraer más atención hacia las fotografías y en internet este fenómeno se conoce como el Efecto Streisand, por un incidente en el que la cantante intentó sin éxito borrar unas imágenes aéreas de su mansión de una base de datos sobre erosión en la costa. Su intento de eliminar las fotos se convirtió en noticia.

Redaccion: 60Segundos.net

Fuente: Elpais.com