La bebida que nunca deberías pedir en un avión

Durante un vuelo de larga duración, parece que beber mucho líquido para hidratarnos bien sea lo más sensato. Aunque, depende de qué tipo de líquido, porque según ha revelado una auxiliar de vuelo a Business Insider la peor bebida que se puede pedir en un avión es el agua.

No la embotellada, sino la del grifo. Esa que corre en el lavabo cuando nos lavamos las manos y que en muchas ocasiones es la misma que se sirve caliente en el té y con el café. La razón, según explica la azafata al medio de comunicación, es que “está demasiado sucia”, porque aunque los tanques de agua se limpian, nunca se suele informar al equipo de aviación de cuándo o con qué frecuencia se hace.

De ahí que los auxiliares de vuelo y los pilotos, explica a Bussines Insider la azafata, renieguen de consumir este agua, tanto en caliente como en frío, y sólo tomen aquella que está embotellada.

Desde hace más de 15 años, la Asociación de Auxiliares de Vuelo-CWA, en los Estados Unidos, reclama a las aerolíneas que informen sobre cuándo y de qué manera se cambia el agua porque, aunque en el país norteamericano el agua a bordo está regulado por la Agencia de Protección del Medioambiente (EPA) que garantiza su potabilidad, muchas veces las medidas higiénicas no se cumplen.

Además, un reciente estudio de la EPA encontró que uno de cada 10 de los aviones comerciales que sobrevuelan diariamente los Estados Unidos (el 12% del total) presentaba al menos una prueba positiva de coliformes, un grupo de especies bacterianas que actúan como indicadores de contaminación.

Redacción: 60segundos

Fuente: Isalud.com