Miss Uruguay pide ayuda para concursar en Santa Cruz

Magdalena Cohendet tiene 20 años, es oriunda de Artigas y ganó en 2016 el concurso de Miss Universo Uruguay. Por eso, el próximo 22 de octubre estará viajando a la ciudad de Santa Cruz, en Bolivia, en donde representará a Uruguay en el concurso de Reinas de Hispanoamérica que se llevará a cabo desde el 23 de octubre al 4 de noviembre de este año.

Para participar del evento, Cohendet requiere más de 10 vestidos, además de joyas y zapatos que debe llevar ella misma para utilizar en el concurso, algo que su situación económica no le permite adquirir.

Hace unos días, su novio Diego decidió publicar un mensaje en facebook solicitando colaboración para que la modelo pudiera conseguir los vestuarios que le exige el certamen.

“Nadie me obligó a publicar esto pero Magui es mi novia y no podía quedarme quieto. Ella va a representarnos a todos, al Uruguay entero en Reinas de Hispanoamérica y necesita vestidos, joyas, entre otras cosas que requieren los concursos de esta magnitud”, publicó el joven en su red social.

“Es lindísimo que vaya y digan Uruguay pero también para llegar ahí hay que tener muchas cosas que lamentablemente Magui no tiene. Y nadie le da nada. No digo que le regalen todo sino que le presten. Espero que esto no sea motivo de burla, y sí de entendimiento”, agregó Diego, que además contó a El País que Magdalena, cuando participó de Miss Universo Uruguay, tenía una franquicia que la representaba, por lo cual contaba con un poco más de apoyo.

“Esa vez estuvo cubierta pero siempre con dificultad. Tuvo que moverse para conseguir los vestidos y debió pedir dinero prestado a familiares”, explicó Diego, en medio ahora de una situación aún más complicada.

“Lo que llevó a que yo escribiera eso en el facebook es que ella ha estado recorriendo algunas de las firmas de diseñadores conocidos en Montevideo y le dijeron que no, se le cerraron varias puertas”, explicó el joven.

Después de su solicitud en la red social, en pocos días la publicación fue compartida en más de 4.000 ocasiones, recibió cerca de 3.000 me gusta y decenas de comentarios, elogiando la actitud del joven. “La gente debe pensar que porque ella es Miss Uruguay tiene todo cubierto, pero no es así”, aclaró.

A diferencia de otros concursos de belleza tradicionales, el Reina de Hispanoamérica no es un evento en el que solo se desfila, sino que las participantes tienen que cumplir con un itinerario que incluye distintas actividades a desarrollar a lo largo de las dos semanas que dura el evento.

El último día, teniendo en cuenta la actitud, cómo se desempeñó cada Miss en las actividades y el vestuario lucido, entre más aspectos, una de las 26 concursantes resultará coronada como la Reina de Hispanoamérica.

El evento le cubre a Cohendet el pasaje y la estadía, pero el resto de los gastos corren por su cuenta.

“Me piden cosas específicas, como un vestido blanco para ir a visitar al presidente de Bolivia, un vestido estampado, uno negro para otros eventos y vestidos de cóctel para el día a día. Para cada actividad se necesita un vestuario diferente y todo eso cuenta al final en la elección de la ganadora”, contó la modelo artiguense a El País.

Cada uno de esos atuendos que necesita cuesta entre $ 5.000 y $ 15.000.

“¿De dónde sacás 10 o 15 vestidos, que además son carísimos?”, pregunta el novio de la modelo.

“Si tuviera el dinero para darle, yo encantado se lo daría, pero no es fácil. Si se los comprara todos tendría que gastar cerca de 100 mil pesos en dos semanas”, calculó Diego, quien ahora espera con ansiedad la concreción de algunas de las promesas de apoyo concreto que les enviaron por las redes sociales.

Comenzó a modelar a los 16 años.

Magdalena se encuentra actualmente en segundo año de UTU, en un curso medio profesional de administración de empresas, pero dice que su intención es dedicarse completamente al modelaje, pasión que comenzó a desarrollar a los 16 años. Vive en Artigas y estuvo unos meses radicada en Montevideo, en donde realizó varias campañas además de participar del concurso de Miss Universo Uruguay 2016. Junto a ella fueron electas Romina Coll, de Canelones, como primera princesa y Ariana Silva de Montevideo, como segunda princesa. Cohendet, además de ir a Bolivia, fue la representante de Uruguay en la última edición de Miss Universo, el título de belleza más prestigioso a nivel mundial, con más de 60 años de trayectoria.

Redacción: 60segundos

Fuente: El Pais