Cinco ejercicios divertidos para hacer en familia

Cuando eres una mujer trabajadora, mamá a tiempo completo, y además esposa, es difícil encontrar tiempo para hacer ejercicio. Sin embargo, no se trata solo de mantenerte delgada, sino de cuidarte y a los tuyos.

Si tus hijos y tu esposo no son muy activos, o simplemente la vida es muy ocupada para encontrar el tiempo de hacer ejercicio, tal vez necesites ideas distintas que los unan como familia y que además los entretengan.

Tampoco es bueno que te sientas culpable por ir al gimnasio, o tomar una clase a solas, pero si es el caso, esta puede ser la solución. No te preocupes, no siempre tienes que hacer lo mismo todos los días, y así tu familia no te quiera acompañar, tú puedes tomar el control de tu actividad física.

Aquí están cinco ideas de ejercicios divertidos para hacer con tu familia:

Baile libre: si tienes hijos pequeños, este se puede convertir en su ejercicio favorito, pero además es una forma de prepararlos para el futuro. Puedes improvisar en tu sala, tomar una clase en un gimnasio, o hacer algo de zumba juntos. Si tus hijos son más grandes, les puede interesar ponerse en forma, pues bailar no solo mejora el estado físico, también es bueno para mejorar la flexibilidad y coordinación.

Montar en bicicleta: esta es una de las actividades más sencillas—claro, si tienes bicis en casa—pues se puede hacer sin mucho problema y es divertido cualquier día. Enseñarles a tus hijos a montar bicicleta es clave, así que empieza desde que son chicos. Como familia, pueden escoger un día de la semana, tal vez el domingo, para dar un largo paseo en bicicleta. Esta actividad además les permitirá conocer nuevos lugares.

Caminatas y carreras: aunque tú y tu pareja prefieran caminar, tus hijos tal vez tengan más estamina, por lo que ellos pueden hacer carreras. Toma un paseo en la noche entre semana con tu familia—la excusa ideal es pasear al perro—y muéstrales a tus hijos que siempre hay tiempo para hacer algo de ejercicio. En el fin de semana, aprovecha los días para planear caminatas más largas, tal vez puede dejar que tus hijos escojan los caminos y así hacer cada paseo diferente.

Un deporte para todos: no es fácil si tus hijos son mayores y ya tienen un deporte que les gusta, o si tal vez eres tú la que nunca practicó un deporte en especial. Sin embargo, puedes tomar la situación de las riendas al escoger un deporte que nunca hayan practicado y así aprenderlo todos al mismo tiempo. Pronto, se convertirá en una actividad divertida que todos disfrutan y que todos saben practicar.

Yoga a cualquier edad: hoy en día es importante que todos en tu familia se mantengan tranquilos, por lo que practicar yoga en grupo puede ser la solución. Puedes convertir esto en una rutina divertida, o en una forma de despejar la mente después de un día de trabajo o de muchas tareas en la escuela. Si les muestras pasos nuevos y videos diferentes a tus hijos y tu esposo, les puede interesar más practicarlo contigo.

No dejes que tu salud y la de tu familia se salga de tus manos, sigue estos ejercicios y verás que además se unirán más. Además del ejercicio, es esencial que cuides tu mente, por lo que puedes empezar con estos ejercicios de respiración para relajarte. ¿A qué esperas? Familia que ejercita unida, permanece unida.

Redacción: 60segundos

Fuente: isalud.com