Sanción ejemplar para los fiscales peruanos que dejaron libres a dos acusados en un caso de violación

El fiscal peruano de la Nación, Pablo Sánchez, ha anunciado este sábado una sanción ejemplar para los fiscales que dejaron libres a los dos conductores de un autobús acusados por la azafata del vehículo de haberla violado, caso que ha indignado en ese país.

A través de un pronunciamiento, Sánchez dijo que le “desalienta muchísimo” la actuación de los fiscales de Lima que impidieron que se abra investigación en la capital, donde la mujer hizo la denuncia, para pretender trasladarla a la ciudad de Nasca, donde se presume que se cometió el asalto sexual.

“Si bien la fiscal nos ha informado que jamás dispuso la liberación de los detenidos, creemos que eso debe determinarlo el proceso disciplinario que se le ha iniciado”, indicó el fiscal de la Nación. Los fiscales implicados son Fanny Uribe, titular de la 23 Fiscalía Provincial Penal de Lima, y sus adjuntos Karina Toledo, César Moreno y Elga Tirado, por una presunta infracción administrativa.

La fiscal Toledo no formuló acciones contra los dos detenidos al considerar que la violación no se consumó en Lima sino en Nasca, a mitad de camino del trayecto que el autobús interprovincial hizo en la madrugada entre la sureña ciudad de Arequipa y la capital peruana, cuya duración es de al menos quince horas.

Sánchez exhortó a los fiscales del Perú a “tomar conciencia del momento que vivimos sobre la violencia contra la mujer. Seamos sensibles y actuemos con corrección en estos casos en especial”.

El jefe policial de Lima, Gastón Rodríguez, denunció este viernes en rueda de prensa que la Fiscalía había borrado el sello de recepción en el documento que registra el ingreso de los detenidos y que la Policía no podía enviarlos a Nasca sin un respaldo del Ministerio Público.

Por lo tanto, la Policía tuvo que dejar en libertad a los dos conductores del vehículo, identificados como Daniel Pérez y Marcelino Palacios, de 40 y 44 años, respectivamente, quienes admitieron haber tenido relaciones sexuales con la mujer.

Sin embargo, la azafata declaró a la Policía que los dos denunciados le ofrecieron una cerveza antes del viaje y durante el viaje se quedó dormida, aunque pudo percibir que la tocaban, y al despertar se percató de padecer dolores en la vagina.

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) anunció este viernes que ejercerá la defensa legal de la azafata, a la que además brindará ayuda social y psicológica y acompañará hasta Nasca para continuar con las diligencias correspondientes.

Por su parte, la Fiscalía de Nasca ya abrió la investigación respectiva y está a la espera de los documentos que debe enviar la comisaría de Policía de Lima que atendió la denuncia de la azafata, según informó en un comunicado la Defensoría del Pueblo, que manifestó su rechazo y extrañeza por no ser atendida en Lima.

A inicios de este mes, el presidente de Perú, Martín Vizcarra, dispuso declarar “de interés nacional y prioridad del Estado” la lucha contra la violencia hacia las mujeres y anunció que se constituirá una comisión de emergencia para enfrentar ese problema.

Redacción: 60Segundos

Fuente: 20minutos.es