El hombre que pidió ayuda en televisión para encontrar a su mujer y sus dos hijas resultó ser su asesino

El caso de la mujer desaparecida en la ciudad de Frederick, Colorado, dio un giro inesperado este miércoles cuando su marido confesó que las asesinó a ella, que además estaba embarazada, y a sus dos hijas pequeñas; según ha informado la CNN.

Según fuentes policiales la desaparición de la víctima, Shanann Watts, de 34 años, junto con sus hijas Bella y Celeste, fue denunciada el pasado lunes. Una amiga de la mujer dijo que vio a Watts por última vez a las dos de la tarde del lunes, cuando la dejó en su casa después de un viaje de trabajo.

Watts tenía planeado reunirse con unos amigos más tarde ese día, pero cuando no respondió a sus llamadas telefónicas y no se presentó a una cita prenatal que tenía programada, se preocuparon. La policía fue notificada y comenzó una investigación.

El teléfono, el bolso y unas medicinas infantiles aun estaban dentro el coche de Watts. El miércoles por la noche, después de una búsqueda de dos días, la policía de Frederick detuvo a Chris Watts.

Mientras estaba bajo custodia, el hombre confesó el asesinato de su esposa y sus dos hijas, y acordó llevar a los agentes hasta la ubicación de los cadáveres. El matrimonio era bastante activo en las redes sociales, donde exhibían una vida familiar ideal subiendo múltiples fotos de ellos y halagando efusivamente a sus dos hijas.

Aunque el movil del asesinato todavía no está claro, y los amigos y vecinos de la pareja se preguntan cómo ha podido ocurrir, la policía ha encontrado documentos que demuestran que la familia se declaró en bancarrota en 2015 tras las compra de una casa valorada en 350.000 euros.

Redacción: 60Segundos.

Fuente: 20minutos.es