El impactante desnudo de Irina Shayk a cuatro meses de dar a luz

Ni kilitos de más, ni estrías, ni la flacidez típica en la pared abdominal después del parto. Parece que el cuerpo de las modelos es ajeno a los cambios que se producen durante el embarazo.

Son muchas las que vivieron el posparto como un recuperación exprés de su figura. El último caso que puso el foco sobre el tema fue el de la sensual Irina Shayk.

La diosa rusa es una de las figuras más cotizadas de la industria y a tan sólo cuatro meses de convertirse en madre posó completamente desnuda para la revista Vogue España. En la producción realizada por el talentoso Mario Testino, no refleja las huellas comunes de la maternidad.

Por primera vez, el ángel de Victoria’s Secret se convirtió en madre de una niña llamada Lea junto a la estrella de Hollywood Bradley Cooper. Las sensuales imágenes compartidas en sus redes sociales levantaron críticas.

Pero el desnudo fue sólo el resultado de un proceso exprés que logró la mannequin, quien apenas unas semanas después de dar a luz sorprendió con una figura estilizada en bikini.

Shayk explicó en la revista Women’s Health que es una de esas mujeres envidiables con una metabolismo genéticamente perfecto que rápidamente se adapta a los cambios.

Para las que no gozan de ese mismo beneficio natural – Andrea R. Miranda (MN 149.634), médica nutricionista y médica esteticista- resaltó que las áreas más afectadas luego de dar a luz son el busto, abdomen y glúteos.

Por lo que la clave para recuperarse tiene tres pilares: la alimentación, la actividad física adecuada y los cuidados de la piel.

Rutina fitness

“Entreno muchísimo. Hago boxeo, y un poco de jiu jitsu (un arte marcial japonesa) que me tiene obsesionada”, reveló Shayk para People. Algo que moderó durante los nueve meses de embarazo.

La actividad física es aconsejada con una serie de recomendaciones por el colegio americano de obstetras y ginecólogos. La primera aclaración es que no puede ser cualquier tipo de ejercicio. Debe ser aeróbico, suave y sin ningún tipo de carga.

El tiempo para detenerlo es subjetivo, hay pacientes que a las 25 semanas ya no pueden realizar tanto esfuerzo, mientras que otras continúan hasta las 33 semanas, detalló Ricardo Horacio Illia, jefe del servicio se obstetricia del Hospital Alemán.

Por su carrera suele viajar mucho, por lo que a veces debe adaptarse al lugar para poder llevar una rutina fit. Cuando se encuentra fuera de su ciudad se centra en “ejercicios simples de barra que no necesitan un gran equipo y que me ayudan a trabajar brazos y cola”, explicó la hermosa mamá de Lea. Luego de dar luz, a las tres semanas retomó poco a poco su actividad.

Alimentación

“Soy modelo pero me encanta comer”, aseguró a People. “A veces, cuando estoy trabajando, no dejo de comer y la gente me pregunta: “¿De verdad te vas a comer eso?”, resaltó la ex pareja de Cristiano Ronaldo.

Durante la gestación se recomiendan proteínas animales (carnes, pescados y huevos, siempre cocinados), ya que son esenciales para el correcto crecimiento del embrión. También el calcio (fundamental para la formación de los huesos y dientes del bebé).

Luego del nacimiento -los expertos- desestiman las dietas restrictivas hasta por lo menos dejar de amamantar.

Existen tratamientos sin cirugía para ayudar en el difícil trance de recuperar la silueta a la mujer, ahora convertida en mamá, pero hay que tener presente que se pueden hacer siempre y cuando la madre no esté amamantando.

Entre los más elegidos por las celebridades se encuentra el drenaje linfático para reducir los edemas y celulitis. Dos veces a la semana es suficiente para drenar y mejorar toda la microcirculación. También la hidropoclasia ultrasónica, un tratamiento no invasivo para reducir la adiposidad localizada, aconsejó Miranda.

Redacción: 60segundos

Fuente: Teleshow