Intoxicación y garrapatas causaron muertes en Macharetí y Villamontes

Autoridades del Senasag y el ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico confirmaron la mortandad de 400 reses en la región de Macharetí, 300 en Villamontes y 70 en la región de Yacuiba, a consecuencia de intoxicación por el consumo de alguna planta (aún no identificada) y la picadura de garrapatas. Problema que aseguran, habría sido controlado.

A tono de respuesta a las protestas y movilizaciones de ganaderos de Macharetí, el ministro Cocarico, secundado por el director nacional del Senasag y los directores distritales de Chuquisaca y Tarija salieron al frente para explicar que tras evaluaciones de laboratorio, se determinó que la muerte de animales en la zona obedece a esos factores.

“Se tomaron muestras de animales, se realizó necropsia y análisis de sangre, esas pruebas determinaron que la causa de la enfermedad es babesiosis y anaplasmosis, que es contagiada por la picadura de garrapatas, por parásitos externos que están en el cuerpo del animal; otros resultados dicen intoxicación por plantas tóxicas, pero aún no se ha determinado cuál es la planta que estaría ocasionando este efecto”, afirmó Raúl Paniagua, autoridad del Senasag Chuquisaca.

Según explicó los primeros reportes de la enfermedad fueron denunciados el 10 de julio pasado y dos días después el Senasag tomó acciones. Conocidas las causas, la entidad elaboró un protocolo de tratamiento para controlar la enfermedad. Esta medida habría logrado estabilizar el problema, sin embargo, el incumplimiento de muchos ganaderos derivó en la muerte de sus animales.

Culpan a los productores

Cocarico cuestionó la dejadez de los productores, reiterando que es una responsabilidad personal y no de las autoridades nacionales o departamentales.

“Siento mucho la irresponsabilidad de muchos productores. Muchos ganaderos que lo han aplicado no tienen ningún problema porque esto data del 10 de julio, y hasta esta fecha no hacen caso. Están esperando que llevemos vacunas o medicamentos desde el gobierno nacional y departamental. Realmente hay mucho paternalismo que no quieren cumplir con su obligación”, cuestionó al observar que una dosis por animal tiene un costo de 30 bolivianos.

Recordó que la enfermedad de las garrapatas no es un tema extraordinario, pues se presenta cada año, por cuanto es responsabilidad de los productores velar por el cumplimiento. “En Macharetí no quieren cumplir con su responsabilidad, el Senasag ha sido serio en esto”, remarcó.

Una medida preventiva para coadyuvar en la atención del problema que afecta a esos municipios es la desparasitación masiva, instruida por el Senasag que prevé cubrir 45 kilómetros alrededor de Macharetí, donde existen al menos 15 mil cabezas de ganado de 65 productores que son los afectados.

Con relación a las plantas que estarían ocasionando la intoxicación, explicó que los análisis son realizados por laboratorios de la Universidad de Chuquisaca y los resultados serían conocidos el próximo lunes.

Redacción: 60segundos

Fuente: agronegocios.com